Entorno

Artarian

 

A la entrada del pueblo, a la sombra de un gran árbol, se encuentra la ermita de Santa Lucía. Es de las más pequeñas en cuanto a tamaño de la Valdorba, lo que le hace tener un encanto especial dentro del románico rural. Está muy restaurada.Al pueblo se puede acceder por varias vías. Destacaría la senda desde la ermita de Santa Catalina, o un poquito más adelante, desde la fuente, que nos lleva a la iglesia.En el centro del pueblo encontramos un conjunto de casas señoriales del XVI y el XVII. Llama la atención un pasadizo, único en toda la geografía valdorbesa, que une mediante un arco dos casas.

casa-arco-artariain2

Valle de la Valdorba

Un lugar lleno de encanto que no debe dejar de visitar en su recorrido por la zona media de Navarra es el Valle de Valdorba. En este valle confluyen de forma singular diversas influencias climíticas lo que da lugar a un mosaico paisajístico realmente sorprendente, en el que predomina la vegetación mediterránea entrelazada con rasgos cantábricos y pirenaicos. El tapiz de color formado por sus campos de cereal, viñedos, olivos y almendros, se alterna con bosquecillos de carrascales, robles, hayas y una gran variedad de flores silvestres.

Este entorno alberga una de las mayores densidades de aves rapaces de Europa, como el águila real y el milano. Con suerte pueden avistarse además zorros, jabalíes e incluso algún tejón.

La paleta pictórica de este valle es de excepcional en primavera, con los tonos multicolores de las flores resaltados sobre todos los verdes imaginables, y en otoño donde la escala de ocres rojos amarillos y tierras producen una sensación de paz que sobrecoge.

El valle está salpicado por pequeñas poblaciones de calles empedradas, donde se respira el aroma de tiempos pasados y una paz que hoy resulta difícil encontrar. En toda la zona se encuentran vestigios y en ocasiones autenticas joyas del románico navarro, como la cripta de Orísoain, las ermitas de San Pedro ad Víncula y del Cristo de Cataláin o el hórreo de Iracheta.
Resultan muy curiosos los corrales construidos con muros de sillarejo y tejados de lajas.

Otro aspecto que levanta pasiones es la abundancia y variedad micológica de la Valdorba, donde pueden recolectarse níscalos, champiñones, hongos, rebocuelos illarrakas e incluso trufas las cuales también se cultivan en la zona.

entorno-valdorba

Pueyo

Pueyo es una localidad tranquila situada en la zona de media de Navarra.
Cuenta con una población que ronda los 350 habitantes.
El pueblo se extiende por la empinada ladera del monte al que debe su nombre, en lo más alto del mismo se encuentra la ermita de Santiago. Construida sobre los restos de un antiguo torreón defensivo.
La vista desde este lugar es espectacular.
Dada su ubicación geográfica, Pueyo constituye el punto de partida ideal para conocer la zona media de Navarra, ya que se encuentra a pocos minutos de los lugares más interesantes en cuanto a arte y naturaleza.
A continuación se sugieren algunos lugares que no se deben pasar por alto en la visita a la zona media de Navarra, se indican las distancias a la casa rural.

entorno-pueyo

Olite

A 11 kilómetros de la Casa rural está la localidad de Ollite, famosa por su Palacio Real que fue sede de reyes durante la Edad Media.

Fue Sancho VII el Fuerte, a finales del siglo XII y principios del XIII, quien construyó un primer recinto defensivo sobre los restos de una construcción romana. Sus sucesores de la casa de Champagne, Teobaldo I y Teobaldo II, lo mejoraron y ampliaron en lo que constituye el Palacio Viejo, actual Parador Nacional de Turismo. La primera ampliación del Palacio la realizó en 1350 Carlos II el Malo al construir la capilla de San Jorge, al sur del mismo.
Pero el impulso definitivo para la construcción de una sede real de car´scter permanente y que dio lugar al que hoy conocemos como Palacio Real de Olite o Palacio Nuevo, lo dio Carlos III el Noble, de la casa de los Evreux. Con intención de afianzar su presencia y crear un ambiente más confortable propio de la Corte realizó sucesivas ampliaciones del conjunto monumental gracias a la influencia de la importante dinastía de la nobleza francesa de la que procedía y a las posesiones heredadas en tierras normandas.
Salvo la construcción de algunas estancias menores, ya a finales del siglo XV, Catalina de Foix y Juan III de Albret realizaron las últimas reformas significativas.
Más tarde, Olite se convirtió en sede de los Virreyes de Navarra aunque no permanecieran en él en periodos prolongados.

entorno-olite

Artajona

En posición dominante sobra la población, el Cerco de Artajona es un recinto amurallado de perímetro irregular que se adapta perfectamente al terreno. Lo rodea una muralla con perfectas paredes en piedra de sillería, nueve torres de planta cuadrada que quedan en pie y los cimientos de otras tres. La construcción se debe a la donación del Obispo de Pamplona a los canónigos del santuario francés de San Saturnino de Touluse, en agradecimiento por su colaboración en la reforma del cabildo pamplonés. Se debió levantar hacia 1085, tanto el recinto amurallado como la original iglesia románica. Las que hoy se contemplan son de una segunda construcción del siglo XIII, así como la iglesia que es de estilo gótico

entorno-artajona